El Blog de la Parafarmàcia Castelldefels

La fiebre

By: | Tags: | Comments: 0 | enero 26th, 2016

Tenemos fiebre cuando la temperatura corporal es mayor de lo normal.

En condiciones normales, la temperatura de nuestro cuerpo se encuentra entre 35,8 y 37,2 ºC, con variaciones durante el día que hacen que sea más elevada por la tarde.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre no es una enfermedad, es un síntoma. La temperatura varia a lo largo del día. Se dice que hay fiebre cuando la temperatura corporal es más elevada de lo normal, los valores dependen del lugar de medida:

  • Oral > 37.6ºC
  • Rectal > 38ºC. Esta es la zona de medida de elección en niños y pacientes graves.
  • Axilar > 37.4ºC
  • Oído >37.8ºC

Siempre que nos ponemos el termómetro, tenemos que estarnos quietos.

Fiebre-en-niño

Signos y síntomas

Los signos de fiebre pueden ser:

  • Calor y sudor.
  • Dolor de cabeza.
  • Escalofríos.
  • Cara enrojecida.
  • Ojos brillantes.
  • Pulso y respiración acelerados.
  • Malestar general y irritabilidad.
  • Pérdida de apetito.

Les causas de fiebre son:

  • Infecciones virales o bacterianas.
  • Exceso de ropa.
  • Administración de una vacuna.
  • La dentición en bebés puede provocar un aumento ligero de la temperatura corporal.

¿Donde se mide la fiebre?

Boca: se tiene que colocar el termómetro debajo de la lengua. No es recomendable en niños pequeños (menores de 3 años).

Recto: se tiene que escoger un termómetro de punta no muy alargada y introducirlo en el canal anal (muy útil en niños menores de 6 anños).

Axila: el resultado no es tan exacto si lo comparamos con la medición oral o rectal, pero es más cómodo. La axila tiene que estar seca. La parte plateada del termómetro tiene que quedar en el centro de la axila.

Oído: No se pueden usar con la presencia de una enfermedad (como una otitis o infección). Una de las ventajas es que permite tomar la temperatura del niño mientras duerme.

Tratamiento de la fiebre

Tratamiento con fármacos:

  • Paracetamol.
  • Ibuprofeno .
  • Ácido acetilsalicílico.

En niños y adolescentes no se tiene que administrar ácido acetilsalicílico porqué este aumenta el riesgo de padecer el Síndrome de Reye, que puede ser mortal.

A demás de los fármacos:

  • Rehidratación: agua, sopas, infusiones.

Si la fiebre es muy alta y se acompaña de diarrea y/o vómito): Rehidratación con suero oral (a sorbitos pequeños para favorecer la absorción y el reposo intestinal).

Si se está dando el pecho, continuar.

  • Ropa ligera, no utilizar muchas mantas.
  • Mantener una temperatura ambiental alrededor de los 24°C.
  • Bañar con agua tibia (NO caliente ni muy fría!).
  • Dieta “BRAT” (en diarrea i vómito)

– Bananas (Plátanos)

– Rice (Arroz)

– Applesauce (Puré de manzana)

– Toast (Tostadas)

Tipos de termómetros

  • Termómetro de mercurio: en abril de 2009 la Unión Europea prohibió la venta de aparatos con mercurio por ser tóxico. Si se tiene en casa se puede continuar usando o llevar a un centro de recogida selectiva de desechos.
  • Termómetro digital: no es tóxico, es más preciso y más rápido.
  • Termómetro de galio: sustituye al de mercurio. Este no es tóxica. Tarda unos 5 minutos en alcanzar la temperatura.
  • Termómetro oído: se coloca en el conducto auditivo y la determinación es por infrarrojos.
  • Termómetro de frente: se coloca en la frente y se desliza ligeramente de un lado a otro. La determinación es instantánea, por infrarrojo.
  • Termómetro chupete: solo indica si hay aumento de la temperatura corporal pero no da datos fidedignos sobre el valor real.

Es necesario ir al médico si:

  • Es menor de 3 meses y tiene fiebre > 38ºC.
  • Es mayor de 3 meses y tiene fiebre > 39° C.
  • Es mayor de 3 meses y tiene fiebre de más de 48 horas de evolución que no remite con antitérmicos.
  • Si hay otros síntomas como manchas en la piel, convulsiones o rigidez del cuello.

Convulsión febril

Cuando la fiebre aparece bruscamente y alcanza valores muy elevados de forma descontrolada puede ocasionar importantes lesiones orgánicas.

El tratamiento consiste en:

  • Administrar los fármacos descritos anteriormente: paracetamol y/o ibuprofeno.
  • Assegurar la respiració del nen, en posició lateral.
  • Si no baixa, sol·licitar assistència mèdica.