El Blog de la Parafarmàcia Castelldefels

¡Perder peso de forma saludable!

By: | Tags: | Comments: 0 | abril 20th, 2015

Se acerca el verano, guardamos los abrigos y nos damos cuenta de los quilitos de más que hemos cogido durante el invierno, es entonces cuando nos ponemos en marcha para perder peso. La ansiedad por hacerlo rápidamente nos puede llevar a cometer ciertos errores que harán que fracasemos en el intento de reducir nuestro peso corporal y sobretodo de mantenerlo.

Uno de los principales errores cuando nos planteamos perder peso es querer conseguir nuestro objetivo de forma rápida, esto nos llevará a empezar una dieta excesivamente restrictiva, desequilibrada e inadecuada. Puede ser que siguiéndola perdamos peso rápidamente pero que lo recuperemos igual de rápido. Lo ideal es aprender a comer bien, realizar ejercicio regularmente y alcanzar unos hábitos alimentarios y de vida saludables que nos ayudarán a mantener un peso adecuado para siempre.

Algunos consejos para alcanzar el peso deseado y mantenerlo:

  • Realizar 5 comidas al día. Esperar a tener hambre, o saltarse el desayuno, la comida, la cena, la media mañana o la merienda no hará que comamos menos, sino que comamos peor, de forma más desorganizada. La media mañana y la merienda nos permiten llegar a la comida y a la cena sin excesiva hambre. Además el hecho de comer a menudo hace que vayamos aportando al cuerpo la energía poco a poco y este la puede ir utilizando. En cambio, si le damos mucha energía de golpe, no la utiliza toda y el cuerpo transformará los excesos en grasa para guardarlos como reserva.
  • Masticar bien los alimentos y comer despacio. No es casual que la comida menos saludable se llame “comida rápida». Desde que se inicia la ingesta, el estómago tarda unos 20 minutos a enviar al cerebro la señal de saciedad, así pues, si comemos demasiado rápido no le damos tempo al cerebro y por tanto consumimos más de lo necesario. El hecho de comer despacio y masticar bien los alimentos favorecerá también que tengamos una mejor digestión.
  • Realizar cocciones sencillas y ligeras. Evitar, los fritos y las salsas. Utilizar cocciones sencillas como plancha, horno, hervido, papillote…
  • La cena una pieza clave. La cena es la última comida del día y tiene que ser ligera y suave, ya que cuando dormimos es cuando menos energía necesitamos. Muchas veces por pereza, cansancio, estrés, acumulación de hambre, pocas ganas de cocinar y ganas de relajarnos, acaba siendo una comida copiosa o por el contrario insuficiente.
  • No realizar comidas demasiado escasas. Hay personas que piensan que si comen menos cantidad, adelgazan. Y efectivamente, perdemos peso cuando la ingesta energética es inferior al gasto, pero para hacerlo no tenemos que disminuir la ingesta aleatoriamente, sino de forma controlada y solo de determinados grupos de alimentos. Porqué sino hay el peligro de ralentizar el metabolismo, es decir, acostumbrar al cuerpo a gastar menos. Si eso pasa, a la larga costará mucho más perder peso, porqué el cuerpo se habrá convertido en un gran ahorrador: gastará muy poco y guardará mucho.
  • No hacer comidas muy abundantes. Cuando se come bien , se comen las porciones necesarias y nos quedamos saciados. Puede ser que se tengan que regular las cantidades porqué las malas costumbres pueden haber alterado la sensación de satisfacción.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular. El  ejercicio físico adaptado a cada persona y a cada situación es beneficiosos para nuestro organismo en muchos aspectos, nos ayuda a sentirnos mejor, más ágiles, aumenta el gasto energético y por tanto nos ayuda a reducir peso, es saludable a nivel cardiovascular…
  • Beber 1,5 o 2 litros de agua al día. Y evitar refrescos, bebidas alcohólicas, zumos de fruta envasados que nos aportan azúcares, gas y calorías vacías.

som-el-que-mengem